Descargar la Colección Digital completa

Artefactos de piedra tallada en el fin del mundo

Núcleo tipo bifaz-Levallois. Vista oblicua izquierda

Un conjunto de restos líticos encontrados en isla Navarino nos acerca a los saberes y tecnologías de sus antiguos habitantes.

Las excavaciones arqueológicas efectuadas en la Región de Magallanes han permitido recuperar numerosas piezas líticas de gran valor patrimonial, herederas de una tradición tecnológica con miles de años de continuidad en la zona. Como artefactos inventados, fabricados y recreados por sociedades humanas pasadas, estas piezas portan información que nos acerca a sus culturas, comportamientos, redes sociales y procesos económicos, y que ha sobrevivido hasta nuestros días gracias a las excelentes propiedades de conservación de la roca.

Dentro de sus colecciones, el Museo Antropológico Martin Gusinde (MAMG), en Puerto Williams, alberga un conjunto de artefactos líticos provenientes de un sitio arqueológico ubicado en el mismo poblado. Se trata de un antiguo campamento, en el cual se han registrado restos de conchas, huesos de aves, cetáceos y lobos marinos, entre otros elementos que denotan una función doméstica. Si bien no se ha establecido una data precisa, la ubicación del yacimiento a escasos metros sobre el nivel del mar permite postular una cronología reciente –menor a 2000 años antes del presente– para su ocupación.

Transmisión de conocimientos y técnicas

Recientemente, este conjunto lítico compuesto por 92 piezas ha sido objeto de un estudio científico que buscó mejorar el conocimiento de las elecciones tecnológicas y económicas de los grupos humanos que las confeccionaron. La muestra incluye un número importante de instrumentos y piezas formatizadas o en vías de manufactura, junto con núcleos y derivados de núcleo desechados en dicho proceso.

El análisis de las piezas indica que las antiguas poblaciones de isla Navarino estaban integradas al circuito de trasmisión y circulación de información tecnológica que, según se ha podido establecer, conformó un bagaje cultural compartido por grupos de toda Patagonia y Tierra del Fuego. En particular, se comprobó la utilización del método Levallois, un procedimiento que permite controlar la forma del trozo de piedra tallada que servirá como base para la confección de un instrumento.

También se logró determinar que las materias primas usadas para tallar estos artefactos líticos, consistentes fundamentalmente en Rocas Finas de Grano Oscuro (RGFO), provienen de fuentes lejanas al litoral de canal Beagle. El conocimiento y transmisión de la información asociada a estas fuentes y sitios de cantera-taller también forman parte del patrimonio inmaterial y material de las comunidades indígenas prehistóricas de isla Navarino.


Descarga el artículo completo “Lectura tecnoeconómica de líticos fueguinos de isla Navarino (~55º Sur)”, por Flavia Morello.

Galerías

Núcleo laminar. Vista oblicua de cara inferior

Colecciones líticas del Museo Antropológico Martin Gusinde

Perspectivas de los artefactos de piedra tallada.

Otros sitios

readspeaker